Un excarcelero que agredió sexualmente a una reclusa es condenado a reincorporarse al Ejército o ser recluido en la cárcel donde trabajaba

Un excarcelero que agredió sexualmente a una reclusa es condenado a reincorporarse al Ejército o ser recluido en la cárcel donde trabajaba

Un juez condenó al veterano a 12 meses de prisión, con suspensión de la pena durante dos años, pero señaló que el acusado podía evitar la cárcel si se alistaba en el Ejército en un plazo un mes.

Un exguardia penitenciario de Kentucky (EE.UU.), que había sido declarado culpable de agredir sexualmente a una reclusa, fue condenado por un juez a reincorporarse al Ejército o a cumplir una pena en la misma cárcel donde trabajaba.

Brandon Scott Price, de 28 años, veterano del Ejército estadounidense y excarcelero, fue condenado por un hecho de agresión sexual en segundo grado, perpetrado cuando trabajaba en la cárcel regional del condado de Franklin, en enero de 2019.  

El pasado viernes, el juez Thomas Wingate lo condenó a 12 meses de prisión, con suspensión de la pena durante dos años, pero señaló que el acusado podía evitar la cárcel si se alistaba en el Ejército en un plazo de un mes, según The State Journal. 

«Si no se enlista en 30 días, puede reportarse en la cárcel regional del condado de Franklin», declaró Wingate en la sentencia del excarcelero. «Está bajo presión, joven. Tiene que hacerlo», agregó.

La agresión tuvo lugar cuando Price llevaba a una reclusa de vuelta a la cárcel, después de haber recibido tratamiento médico en un hospital. La mujer indicó que en el camino de regreso, Price se salió de la carretera y la obligó a practicarle sexo oral mientras ella estaba encadenada en la parte trasera de la camioneta.

El veterano dijo a las autoridades que las acusaciones eran falsas, y que solo «cometió un estúpido error» al permitir que una reclusa lo «tocara de forma inapropiada». Posteriormente fue detenido, cuando la mujer presentó una demanda civil contra el condado, Price y otros empleados de la cárcel.

La abogada de Price, Whitney Lawson, dijo a Insider que el acusado sirvió previamente en el Ejército, lo que jugó un papel en cuanto a los términos de libertad condicional. «No es raro que los jueces pongan condiciones únicas como esta, en función del acusado que tienen delante, y creen condiciones que les sirvan para mantenerse en el camino correcto», dijo Lawson. «Sólo que en este caso se dio el elemento militar».

Sin embargo, un portavoz del Ejército, Matt Leonard, declaró en un comunicado que «cualquier solicitante que haya recibido una condena por un delito sexual no es elegible para el enlistamiento o el nombramiento. No se autorizan excepciones».

Deja una respuesta