En la COP26, las amenazas climáticas para los pequeños agricultores impulsan la investigación de CGIAR

–  En la COP26, las amenazas climáticas para los pequeños agricultores impulsan nuevas inversiones en la investigación de CGIAR, impulsando…

–  En la COP26, las amenazas climáticas para los pequeños agricultores impulsan nuevas inversiones en la investigación de CGIAR, impulsando las promesas de 2021 cerca de 1.000 millones de dólares

Se necesitan de forma urgente inversiones de adaptación para las regiones dependientes de la agricultura, como África, que son las que menos han hecho para provocar la crisis climática, pero las que más sufren

GLASGOW, Escocia, 3 de noviembre de 2021 /PRNewswire/ — Frente a la creciente evidencia de que el cambio climático afectará con más fuerza a las regiones dependientes de la agricultura como el África subsahariana, una coalición de financiadores en la cumbre climática de las Naciones Unidas prometió hoy 575 millones de dólares para proporcionar soluciones climáticamente inteligentes a los agricultores de países de bajos ingresos a través de la red mundial de asociaciones de investigación agrícola CGIAR. Combinado con los 256 millones de dólares prometidos recientemente en el evento Global Citizen Live, y otros compromisos de Suecia y Bélgica, CGIAR ahora ha asegurado 863 millones de dólares este año para enfrentar una serie de desafíos climáticos que se intensifican rápidamente y que podrían cambiar la lucha global contra el hambre y la pobreza.

Bill & Melinda Gates Foundation joins coalition at COP26 now pledging close to $1 billion to support climate innovation for smallholder farmers

También existe la posibilidad de que surjan importantes inversiones adicionales en CGIAR a finales de esta semana en la COP26.

«Este aumento crítico de la inversión es un pago inicial bienvenido para acelerar los esfuerzos de adaptación climática del CGIAR que ya están brindando a millones de agricultores innovaciones como variedades de cultivos tolerantes al estrés y nuevas estrategias para restaurar tierras degradadas», comentó Kundhavi Kadiresan, Director Gerente de Compromiso Global e Innovación en CGIAR. «Tenemos un profundo conocimiento de las muchas formas en que el cambio climático está afectando la producción de alimentos en regiones de rápido crecimiento como el África subsahariana y el sur de Asia, y tenemos el compromiso de desarrollar la resiliencia a través de soluciones integradas y ambientalmente sostenibles que reequilibren la relación de la agricultura con la naturaleza».

CGIAR es la asociación de investigación del sector público más grande del mundo que atiende las necesidades de más de 500 millones de pequeños agricultores que son responsables de alimentar a miles de millones de personas en África, Asia y Latinoamérica. El efecto del cambio climático en los cultivos, la pesca y el ganado es un factor clave detrás del aumento constante del hambre que está erosionando años de progreso.

La trayectoria de la amenaza climática es particularmente abrumadora en África subsahariana, donde la mayoría de la gente trabaja en la agricultura y los impactos en la producción de alimentos son una razón clave por la que el cambio climático podría costar a los países africanos hasta el 15% de su PIB para el año 2030. También existen temores que en ausencia de esfuerzos agresivos para ayudar a los agricultores a adaptarse, los impactos climáticos en la agricultura en regiones que ya sufren altas tasas de pobreza y desnutrición harán que sea imposible alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) globales que se comprometen al hambre cero y el fin de la pobreza extrema para 2030.

En el anuncio de financiación de hoy, la Fundación Bill y Melinda Gates prometió 315 millones de dólares durante los próximos tres años para apoyar el trabajo de CGIAR relacionado con el clima. La mitad de la inversión de 315 millones de dólares de la Fundación Gates apoyará las iniciativas de adaptación climática emprendidas a través de la nueva cartera de CGIAR, que está racionalizando las asociaciones, el conocimiento y los activos de CGIAR para acelerar el ritmo de la innovación que fluye hacia los pequeños agricultores.

Además, la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) prometió 215 millones de dólares durante los próximos cinco años y Canadá 45 millones de dólares.

A ellos se unieron otros patrocinadores que también se han comprometido a apoyar la estrategia de Investigación e Innovación del CGIAR para 2022 en adelante. Suecia ha prometido 18 millones de dólares y Bélgica, señalando que quiere continuar su sólida asociación con CGIAR, presentó planes para dar 14 millones de dólares adicionales en espera de la aprobación del presupuesto de 2022 por parte de su parlamento federal. 

Las inversiones anunciadas hoy se suman a los 256 millones de dólares prometidos al CGIAR por la Comisión Europea, los Países Bajos y Bélgica en el evento Global Citizen Live de septiembre. Esa promesa incluyó 162,4 millones de dólares de la Comisión Europea; 87 millones de dólares de los Países Bajos; y 7 millones de dólares de Bélgica.

«Los impactos climáticos en la producción de alimentos son una amenaza existencial para varios cientos de millones de personas que dependen de la agricultura para mantener a sus familias», destacó Bill Gates, copresidente de la Fundación Bill y Melinda Gates. «CGIAR ha estado brindando soluciones de alto impacto a los pequeños agricultores durante medio siglo y estoy seguro de que pueden liderar un esfuerzo global para desarrollar las innovaciones necesarias para adaptarse a un clima cambiante».

«Como uno de los donantes fundadores de CGIAR, USAID se enorgullece de continuar nuestra asociación de larga duración comprometiendo al menos 215 millones de dólares durante cinco años a la investigación e innovación agrícola crítica de CGIAR», indicó el doctor Jim Barnhart, Asistente del Administrador de la Oficina de Resiliencia de USAID y Seguridad alimentaria. «El cambio climático está amenazando la vida y los medios de subsistencia de las familias y las comunidades, en particular en los países menos adelantados. Esta financiación contribuirá a aumentar la productividad agrícola de 200 millones de personas en el sur de Asia y África subsahariana en un 25% para el año 2030. El CGIAR es un socio importante en nuestro trabajo para construir un futuro con seguridad alimentaria y resiliente al clima».

«Durante 50 años, CGIAR ha realizado investigación e innovación críticas para abordar el hambre», afirmó el Honorable Harjit S. Sajjan, Ministro de Desarrollo Internacional y Ministro responsable de la Agencia de Desarrollo Económico del Pacífico de Canadá. «Canadá ha sido un socio desde el principio porque creemos que la investigación científica y la innovación son necesarias para hacer que los sistemas alimentarios, terrestres e hídricos sean más sostenibles, equitativos y eficientes. Hoy, nos complace seguir apoyando el trabajo del CGIAR con una contribución de 55 millones de dólares canadienses durante tres años para ayudar a acabar con el hambre y construir sistemas alimentarios climáticamente inteligentes y sostenibles, y poner la igualdad de género a la vanguardia de la investigación agrícola mundial para el desarrollo».

Las nuevas inversiones se están construyendo sobre una base ya sólida del trabajo climático respaldado por CGIAR. Por ejemplo, en los últimos años, las asociaciones del CGIAR han proporcionado a unos ocho millones de hogares agrícolas 200 variedades de maíz climáticamente inteligente y a unos 18 millones de agricultores nuevas variedades de arroz tolerante a las inundaciones y la sal. CGIAR también está liderando esfuerzos para integrar una serie de prácticas de producción de alimentos climáticamente inteligentes en una red de aldeas y valles climáticamente inteligentes en África, Asia y América Latina que albergan a millones de familias agrícolas. Además, el trabajo pionero del CGIAR en la producción de alimentos de alta nutrición y bajas emisiones, como la acuicultura, está abriendo nuevas vías sostenibles para mejorar las dietas y los ingresos en las comunidades rurales.

La búsqueda en la COP26 para asegurar más apoyo para los pequeños agricultores está recibiendo un impulso significativo con el lanzamiento de la nueva Misión de Innovación Agrícola para el Clima o AIM4C. La coalición, que ahora incluye a más de 30 países, fue formada por Estados Unidos y los Emiratos Árabes Unidos para generar nuevos fondos para la investigación agrícola innovadora básica, asociaciones internacionales y sistemas nacionales de investigación agrícola en países de bajos ingresos. Un enfoque clave de AIM4C es aumentar significativamente las inversiones en «sprints de innovación» – proyectos preparados para traducir nuevas inversiones en un impacto inmediato para los pequeños agricultores.

Un sprint de innovación de 40 millones de dólares liderado por CGIAR, en asociación con la Fundación para la Investigación de Alimentos y Agricultura (FFAR) y la Fundación Gates, desbloqueará rasgos clave de resiliencia al clima de las amplias colecciones globales de diversidad de cultivos de CGIAR. Este sprint proporcionará a los productores de cultivos las materias primas que necesitan para proporcionar a los agricultores una amplia gama de variedades de cultivos climáticamente inteligentes.

«La urgencia es clara: si la comunidad mundial está verdaderamente comprometida con acabar con el hambre y la pobreza, entonces debe actuar ahora para apoyar a las comunidades de pequeños agricultores que ya están siendo duramente afectadas por el cambio climático», destacó Claudia Sadoff, coordinadora del equipo de gestión ejecutiva, y Directora General, Entrega de Investigación e Impacto en CGIAR. «Hay muchas innovaciones interesantes disponibles. Pero incluso con los anuncios de hoy, todavía existe una gran brecha entre la magnitud de la amenaza climática para los pequeños agricultores y las inversiones necesarias para ayudarlos a adaptarse».

Sadoff señaló que invertir en adaptación es también una «oportunidad histórica para implementar enfoques positivos para la naturaleza en la producción de alimentos en algunos de los ecosistemas más valiosos y vulnerables del mundo».

«La adaptación en la agricultura se trata de seguir un camino más ecológico», explicó. «Eso incluye proporcionar tecnologías que ayuden a los agricultores a cultivar más alimentos con menos agua y revitalizar paisajes degradados a través de estrategias holísticas que apoyan tanto la producción de alimentos como los servicios de los ecosistemas».

Notas para los redactores:

Acerca de CGIAR

CGIAR es una asociación de investigación global para un futuro con seguridad alimentaria. La ciencia del CGIAR se dedica a transformar los sistemas de alimentos, tierra y agua en una crisis climática. Su investigación es llevada a cabo por 13 Centros/Alianzas del CGIAR en estrecha colaboración con cientos de socios, incluidos institutos de investigaciones nacionales y regionales, organizaciones de la sociedad civil, academia, organizaciones de desarrollo y el sector privado. www.cgiar.org 

Foto – https://www.montananoticiastoday.com/wp-content/uploads/2021/11/en-la-cop26-las-amenazas-climaticas-para-los-pequenos-agricultores-impulsan-la-investigacion-de-cgiar.jpg