Competición no quita la amarilla que recibió Hermoso en el forcejeo con Dani Ceballos que le costó la expulsión en el derbi

Competición no quita la amarilla que recibió Hermoso en el forcejeo con Dani Ceballos que le costó la expulsión en el derbi

La polémica del derbi madrileño no terminó el domingo con el pitido inicial, pues debate del baile de Vínicius aparte, la atención se la ha llevado este miércoles la polémica acción que terminó con Mario Hermoso expulsado. En la jornada de hoy, tres días después del encuentro, el Comité de Competición ha desestimado el recurso presentado por el club, por lo que Hermoso seguirá figurando como expulsado… por el momento.

El sonado lance se produjo en el minuto 91 de partido, cuando un choque dentro del área del Real Madrid llamó la atención al colegiado asignado, Jose Luis Munuera Montero. La reacción del colegiado fue instantánea, se llevó la mano al bolsillo y no titubeó en mostrar la segunda tarjeta amarilla al único goleador del conjunto colchonero, Mario Hermoso, mientras Dani Ceballos se dolía de un golpe tendido en el césped.

Tras el calor de la jugada, y ya pitado el final, el árbitro reflejó el momento en el acta de la siguiente manera: «En el minuto 90 el jugador (22) Hermoso Canseco, Mario fue amonestado por el siguiente motivo: Por empujar a un adversario no estando el balón en disputa, derribándolo», reza el escrito.

Vista la repetición, el Atlético de Madrid no dudó en reclamar esa jugada ante el Comité de Competición, adjuntando como prueba un vídeo de la acción, una prueba finalmente insuficiente a ojos del órgano disciplinario.

«En las imágenes aportadas se aprecia la existencia de contacto físico entre los dos jugadores implicados en el lance de juego, no pudiendo por ello este Comité considerar desvirtuada la presunción de veracidad del acta, siendo en todo caso la apreciación de si concurre o no una acción punible o si la misma puede ser considerada como amonestación, cuestiones en las que el criterio técnico del colegiado no puede ser sustituido por el muy respetable sostenido por el club alegante o por el que pudiera tener el propio Comité. Por ello procede desestimar las respectivas alegaciones formuladas», resuleve el Comité.

Ahora el Atlético de Madrid podría -y parece que lo hará- explotar una segunda vía, la de recurrir ante el Comité de Apelación buscando el mismo objetivo, que se retire la tarjeta al afectado.

Deja una respuesta