La atonía de las exportaciones eleva el déficit comercial un 36 % hasta marzo

Contenedores almacenados en un puerto. EFE/Archivo

Madrid, 21 may (EFE).- La atonía de las exportaciones, unida a la fortaleza de las importaciones, favoreció un crecimiento del déficit comercial del 36,5 % en el primer trimestre del año y lo elevó a 9.464 millones de euros, de acuerdo con los datos publicados este martes por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo.

Las exportaciones se mantuvieron prácticamente planas (-0,02 %) en el período, lo que supone el peor primer trimestre desde 2009, mientras que las importaciones avanzaron a un ritmo del 3,2 %, lo que dio lugar a un déficit del que 73 euros de cada 100 se destinan a pagar la dependencia energética que España tiene del exterior.

El déficit energético creció el 7,7 %, hasta 6.873 millones, a pesar de que disminuyó la importación de petróleo y derivados a países como Irán, Libia, Kazajistán y Brasil, y por el aumento de la compra de gas a otros países como Estados Unidos, Trinidad y Tobago, Nigeria y Noruega.

El importe total de las exportaciones ascendió a 71.013,4 millones entre enero y marzo, de los que más de dos terceras partes se facturaron en los sectores de bienes de equipo, alimentación, bebidas y tabaco, automóvil y productos químicos.

De estos sectores incrementaron sus exportaciones los productos químicos (% 5), la alimentación (4,4 %) y los bienes de equipo (3,4 %), mientras que el sector del automóvil supuso un lastre al registrar una caída del 7,3 %.

Por subsectores destacaron el incremento de las ventas de frutas, hortalizas y legumbres a Italia, Alemania, Polonia y Reino Unido, o el de material de transporte ferroviario a Países Bajos y, en menor medida, a Ecuador, Arabia Saudí y Panamá.

Por el contrario, las principales aportaciones negativas procedieron de las menores ventas de automóviles y motos a países como Turquía, Alemania, Francia y Portugal, por el descenso de las exportaciones de petróleo y derivados a EEUU, Bélgica, Italia y Malta, y por la caída de las exportaciones de confección a Reino Unido, Francia, Italia y Alemania.

Las importaciones totales ascendieron a 80.477 millones, de los que casi dos terceras partes se gastaron en bienes de equipo, productos químicos, energía y automóvil, sectores todos ellos en los que las compras al exterior se incrementaron durante el primer trimestre.

Por subsectores -al margen del sector energético arriba mencionado-, Comercio subraya las mayores importaciones de productos de confección procedentes de Bangladés, Turquía, Myanmar y Marruecos, de equipos de telecomunicaciones de China y de maquinaria de uso general a Portugal, China, Alemania y Polonia.

También cabe señalar la caída de las importaciones de aeronaves principalmente de Francia y EEUU, y de minerales de Perú.

La zona del euro se mantiene como el principal mercado para las exportaciones españolas, con el 51,9 % del total, aunque las ventas han caído un 1,7 %, como también lo han hecho en los dos primeros destinos: Francia (2 %) y Alemania (3,9 %).

Por el contrario, las dirigidas a destinos extracomunitarios (33,2 % del total) ascendieron un 1,4 % interanual.

Con la zona del euro la situación de la balanza comercial es de superávit (2.710,8 millones, el 9,1 % menos), mientras que con los países no comunitarios es deficitaria (14.035,8 millones, el 17 % más).

Por comunidades autónomas, el mayor aumento de las exportaciones se registró en Cantabria (29 %), seguida por Aragón (16,2 %) y Asturias (14,7 %), en tanto que los mayores descensos fueron para Baleares (13,8 %), Galicia (9,5 %) y Castilla y León (7,8 %).

En el primer trimestre se contabilizaron 43.994 exportadores regulares -44,9 % del total y un 2,6 % más que en el mismo período del año anterior- que exportaron por valor de 68.109,7 millones -el 95,9 % del total y un 0,3 % menos que un año antes-.